1960

En el año 1960 comienza su andadura Vicente y su familia, recogiendo naranjas sanguinas del suelo, ( desechadas por exceso de maduración y caídas del árbol ) con una bicicleta como único medio de transporte, para después venderlas en el mercado del interior de la provincia. A partir de ahí se compró una pequeña máquina de cepillos para limpiar la naranja y comenzar a venderla en Palma de Mallorca. A raíz de esta nueva relación comercial, la demanda de variedades empezó a ampliarse añadiendo la Salustiana.

Todo esto transcurre desde el año 1960 hasta 1970. El proceso comenzó con la compra de la máquina de cepillos, posteriormente, se hizo una balsa para lavar la naranja, pre-secado, enceradora, etc. Toda esta infraestructura sirvió para trabajar la naranja recogida sobrante de los huertos, destinada para el mercado interior, hasta que llegó el asentador del mercado, Antonio Cañamás, ofreciéndonos sus clientes del interior, ya que él iba a dedicarse a la exportación internacional. Después también aparecieron asentadores de Ibiza, demandando además de naranja, tomates, manzanas, ciruelas, peras... toda clase de verduras, etc. 

Debido a la imparable y creciente demanda de productos del mercado de Palma de Mallorca, abandonamos prácticamente el mercado nacional, esto transcurría por el año 1972, pero debido a la mala gestión del asentador de Palma, se generó una deuda insostenible que nos obligó a replantear el negocio, en ese momento, se nos propuso asociarnos con un nuevo equipo y aceptamos...